Blog

Artículos relacionados a la comunidad peruana en Japón.

HomeBLOGComunidadAsociación de Peruanos en Japón, a empujar el carro.
Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 43

Asociación de Peruanos en Japón, a empujar el carro. Destacado

Asociación de Peruanos en Japón Asociación de Peruanos en Japón Mcansaya

Por Miguel Fujita

Hace más de veinte años que los peruanos plantamos, sin querer y al descuido, una semillita en estas lejanas tierras, al otro lado del mundo. Y fíjese, cómo ha pasado el tiempo, la simiente fructificó en un árbol y a éste le crecieron tiernos bulbos hasta que, por fin —¡oh, maravilla! —, la fruta cedió al peso de su volumen y cayó de madura; que el fruto sea comestible o no, eso es otro asunto que no viene al caso.

 

No sé, por otro lado, si la metáfora resulta eficaz para el tema que nos convoca, en todo caso no nos vayamos por las ramas y entremos en materia. El memorioso lector recordará que en alguna oportunidad hicimos referencia sobre la noción de“comunidad”, con respecto a la masa de “migrantes económicos” —en japonés se les denomina “dekasegi”— venidos del Perú y que trajeron consigo todo su bagaje cultural y su no menos peculiar idiosincrasia.

Pues bien, con más de dos décadas a cuestas, los peruanos en Japón hemos echado raíces en estas islas y, al parecer, ha llegado la hora, propicia por demás, de construir  una comunidad peruana activa y plena. Esa es la idea: unir los esfuerzos dispersos de todos los grupos de peruanos diseminados por todo el Japón en un solo haz de acciones conjuntas con objetivos e intereses afines.

Es en ese espíritu que hemos sido espectadores y partícipes de un hecho histórico para la colectividad peruana radicada en Japón: el sábado 19 de enero de 2013 se constituyó la Asociación de Peruanos en Japón (APJ, por sus siglas), una entidad descentralizada que busca agrupar a todas las instituciones, grupos, empresas, asociaciones (y también ciudadanos individuales) de compatriotas en busca del bien común, de eso que llamamos “peruanidad”.

En este sentido la creación de la novísima institución no es sino la suma de muchas voluntades concurrentes. Por una parte, los buenos oficios de la Embajada del Perú y las oficinas consulares de Tokyo y Nagoya, que hicieron un llamado a diversos grupos e instituciones peruanas asentadas en distintos puntos del territorio japonés para conocer sus inquietudes y experiencias. Y, por otro lado, un importante caudal de connacionales agrupados en colectivos de diversa índole, preocupados por el futuro de la comunidad peruana en el Japón.

Es así que se realizó el 20 de octubre del año pasado, con gran expectativa, el I Conversatorio entre Asociaciones e Instituciones de Peruanos en el Japón. En dicho encuentro se habló de la necesidad de crear una organización que congregue a todas las agrupaciones de peruanos en el Japón —una asociación de asociaciones— con fuertes lazos vinculantes con la Embajada y los Consulados. Por tanto se acordó, de mutuo acuerdo, elaborar un proyecto de Estatuto de la citada institución, que fue discutido y aprobado a inicios de este año en el II Conversatorio entre Asociaciones e Instituciones de Peruanos en el Japón.

Constituir una asociación que aspire a reunir a la totalidad de peruanos residentes en Japón (cerca de 60 mil) y que adquiera genuina representatividad es tarea titánica y que asusta al más pìntado; sin embargo, tarde o temprano era el camino natural de la colonia peruana en Japón. Dicho esto hay que recordar el largo derrotero que siguió la colectividad japonesa en el Perú y veremos que estamos (con sus similitudes y diferencias) en el mismo camino.

Lo que nos planteemos para el futuro de nuestra comunidad es un asunto que nos compete a todos por igual. No debemos olvidar, sin embargo, dos ejes fundamentales sobre los ha de girar el desenvolvimiento de la comunidad: identidad e integración. En función de estas dos líneas es que tenemos que otear el horizonte y comenzar a andar.

En fin. Lo que nos toca ahora es, disculpe el lector la metáfora, empujar el carro, que ya veremos hasta dónde llegamos. Por ahora lo importante es cruzar la línea de partida y en eso estamos.

 

Link URLhttp://espanol.ipcdigital.com/?p=41104

 

About the author